La presidenta del Congreso de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votará este lunes una resolución para pedir al vicepresidente, Mike Pence, aplicar la 25ª enmienda para destituir a Donald Trump. De no hacerlo, iniciará el martes el proceso para votar el "impeachment" o juicio político contra el todavía presidente, según ha anunciado Nancy Pelosi, presidenta de la cámara, en una carta a los parlamentarios.

Cuando le quedan solo nueve días de mandato, el asalto al Capitolio del pasado miércoles por parte de sus seguidores, que se saldó con cinco muertos, ha desencadenado que los demócratas decidan iniciar este proceso contra él, tras intentarlo sin éxito hace un año.

Según Pelosi, los legisladores deben actuar con urgencia, ya que Trump representa "una amenaza inminente" para la democracia y la Constitución de Estados Unidos. "A medida que pasan los días -ha remarcado la líder demócrata en la misiva- el horror del asalto en marcha a nuestra democracia perpetrado por este presidente se intensifica y con ello la necesidad inmediata de acción".
Primera fase: pedir la inhabilitación de Trump

El lunes por la mañana, Pelosi solicitará a la Cámara una resolución unánime para pedir al vicepresidente Pence que invoque la enmienda 25 de la Constitución de EE.UU. que permite inhabilitar al presidente por incapacidad para gobernar. Para ello, Pence debería dar el paso al frente y contar con el respaldo de la mitad del gabinete presidencial, algo que parece poco probable actualmente.

"Estamos pidiendo al vicepresidente que responda en 24 horas. Después, procederemos para llevar la legislación para un juicio político al pleno de la Cámara", ha informado Pelosi. Los demócratas con mayoría en la Cámara de Representantes planean un cargo de "incitación a la insurrección" en contra del presidente de Estados Unidos para abrir un nuevo juicio político en su contra, y que le convertiría en el único mandatario en la historia de EE.UU. enjuiciado en dos ocasiones.

Posteriormente, debería ser sometido al juicio propiamente en el Senado, aunque se encuentra en receso y no tiene previsto retomar la actividad hasta el 19 de enero, un día antes de la toma de posesión del demócrata Joe Biden como presidente.
Juicio político tras los 100 primeros días de Biden

Dado el escaso margen de tiempo, varios pesos pesados demócratas en la Cámara han planteado hoy la posibilidad de presentar los cargos contra Trump, pero no enviarlos al Senado hasta que hayan pasado los primeros 100 días de la llegada de Biden a la Casa Blanca para no condicionar el inicio de su mandato.

Este escenario fue respaldado por el representante demócrata James Clyburn, quien apuntó este domingo de este modo se daría a Biden "los 100 días que necesita para poner en marcha su agenda, y puede que enviemos los artículos en algún momento después de ello".

Mientras tanto, continúa el silencio de Trump, cuyas cuentas en Twitter y Facebook fueron suspendidas este viernes por "riesgo de incitar a la violencia". La Casa Blanca ha informado de que su primer acto oficial tras el asalto al Capitolio tendrá lugar el martes cuando el todavía presidente se desplace a Texas para visitar las labores de construcción del muro fronterizo con México, el símbolo de su mano duro en materia de control migratorio.

450x80 1

450x80 2

Navidad Arona 2020 Banner 960x120px sin logos

450x80 3