El 64% de los abusos sexuales a menores se producen antes de los 12 años

El 64% de los abusos sexuales a menores se producen antes de los 12 años

 

Casi dos de cada tres abusos y agresiones sexuales a menores (el 64%) se producen antes de los 12 años, y el tramo de edad entre los 5 y los 12 años es el de mayor porcentaje de víctimas, un 59,3%, según recoge un estudio realizado por la Asociación de Mujeres Juristas Themis, promovido por la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género.

La propia delegada del Gobierno en esta materia, Victoria Rosell, ha presidido este viernes la presentación de este trabajo que, analizando 455 sentencias por agresiones sexuales en la infancia, dictadas en todo el territorio español entre 2010 y 2019, recoge un análisis de esta violencia y de la respuesta judicial que recibe en el país.

Este análisis revela que el 72% de las víctimas son niñas y la mayoría tiene entre 5 y 12 años, frente al 27% de niños. Además, la violencia sexual sobre menores es perpetrada por hombres en el 98% de los casos analizados; que en el 74% el agresor pertenece al ámbito familiar o del entorno de la víctima y el lugar que elige para atacar es el domicilio de la niña (33,5%) o el suyo propio (31%).
La pandemia empeora la situación de las niñas en todo el mundo
reproducir video 01.29 min
La pandemia empeora la situación de las niñas en todo el mundo

Además, en el caso de las niñas, en un 97,9% de los casos sufren agresiones y abusos, mientras un 2,1% son víctimas de la pornografía y prostitución. En el caso de los niños, son víctimas agresiones en un 56,1% y de pornografía y prostitución en un 47,8%.
El 76% de las denuncias son condenatorias

Casi el 76% de las denuncias analizadas son condenatorias y en la mayoría (64 %) no se trata de un hecho aislado, sino que se ha cometido el delito de manera continuada sobre la víctima o en varias ocasiones. "No hay que olvidar que la base del iceberg está formada por una violencia oculta y silenciada", ha subrayado la delegada del Gobierno contra la violencia de género, recordando que muchos abusos nunca son denunciados y que no se conocen las cifras de las denuncias sobreseídas sin llegar a juicio.

Las sentencias absolutorias estudiadas se basan fundamentalmente en las contradicciones del testimonio de la víctima. Con las últimas reformas del Código Penal, no obstante, han aumentado las resoluciones condenatorias, aunque no han subido las penas impuestas.

A pesar de que la ley establece como castigo la inhabilitación para ejercer profesiones que impliquen contacto con menores, advierte el informe de que esa pena no se aplica en el 74% de las sentencias condenatorias. Y la privación de la patria potestad no se acuerda en un 33% de las sentencias en las que el agresor es el padre y la víctima la hija, aunque esta sea pequeña.

Las madres son las personas que denuncia en mayor medida la violencia sexual (lo hicieron en el 51% de los casos analizados), seguidas de las propias víctimas (18%). Y las autoras del informe han apuntado a un hecho preocupante que denota la necesidad de protocolos de actuación: solo en el 4,24% de los casos el primer paso lo dieron centros educativos, servicios sociales, sanitarios o centros de acogida.