Cientos de científicos alertan a la OMS sobre la transmisión de coronavirus suspendidos en el aire

Información
Publicado; 06 Julio 2020 A las; 16:31

Los expertos inciden en que las partículas más pequeñas suspendidas en el ambiente también pueden infectar a las personas.

 

Un total de 239 científicos de 32 países han enviado una carta firmada a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la que alertan de que los coronavirus que quedan suspendidos en el aire por medio de aerosoles también pueden contagiar a las personas, y piden que se revisen las recomendaciones al respecto. Hasta ahora, el organismo sanitario internacional ha mantenido que el virus que provoca la COVID-19 se transmite sobre todo a través de gotas más grandes, expelidas por una persona enferma que se encuentra a escasa distancia de otra sana.

La misiva, de la que ha tenido conocimiento el diario estadounidense The New York Times, advierte de que se ha subestimado la transmisión del coronavirus en el aire en ambientes interiores, y así lo señalan al analizar cómo los casos se están multiplicando en bares, restaurantes, oficinas y mercados.

Por este motivo, recomiendan el uso de mascarillas en espacios con poca ventilación, más allá de la separación social recomendada, en escuelas, hogares de ancianos, residencias y negocios. Creen que en estos recintos hay que minimizar la recirculación de aire y agregar nuevos filtros capaces de capturar partículas del tamaño de los virus.
Partículas suspendidas en el ambiente

La carta abierta a la OMS, que será publicada en una revista científica la próxima semana, resume la evidencia científica escrita hasta ahora donde se muestra que las partículas más pequeñas suspendidas en el ambiente pueden infectar a las personas.

Tanto si el virus es transportado por grandes partículas, procedente de estornudos, como por partículas mucho más pequeñas, exhaladas y capaces de mantenerse suspendidas durante tiempo en un espacio cerrado, los científicos mantienen que el coronavirus se transmite por vía aérea y que tiene capacidad de infectar cuando es inhalado, según The New York Times.

En este sentido, la OMS ha informado de que la transmisión por el aire se produce cuando hay una presencia de microbios dentro de los núcleos de gotas, las cuales pueden permanecer en el aire durante largos períodos de tiempo y transmitirse a otros a distancias superiores a un metro.