Laboratorios de Suecia y Francia confirman el envenenamiento del opositor ruso Alexei Navalny

Información
Publicado; 14 Septiembre 2020 A las; 14:22

Una persona camina en un túnel de vidrio en el hospital Charite donde el activista de la oposición rusa Alexei Navalny está recibiendo tratamiento en Berlín, Alemania

 

El envenenamiento del opositor ruso Alexei Navalny ha sido confirmado por laboratorios de Suecia y Francia, ha informado este lunes el Gobierno federal alemán, que había solicitado la cooperación de esos dos países.

Un laboratorio del ejército alemán ya había determinado que Navalny había sido envenenado con un agente tóxico del grupo Novichok.

El Gobierno alemán había reportado el caso a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), cuyos laboratorios también están realizando los análisis pertinentes, ha informado el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert.

Emmanuel Macron ha hablado este lunes con Vladimir Putin y le ha pedido que "se arroje toda la luz, sin demora" sobre el "intento de asesinato" del opositor ruso Alexeï Navalny, que él tilda de "envenenamiento", según ha anunciado el Elíseo en un comunicado de prensa.

"Es necesaria una aclaración por parte de Rusia en el marco de una investigación creíble y transparente", ha reclamado el jefe de Estado francés a su homólogo ruso, precisando que "Francia comparte, en base a su propio análisis las conclusiones de varios de sus socios europeos sobre los hechos del envenenamiento con el agente nervioso Novichok ”.
El caso Navalny y sus posibles consecuencias
reproducir audio 18.41 min
El caso Navalny y sus posibles consecuencias

Navalny sufrió un colapso durante un vuelo de Siberia a Moscú, lo que forzó un aterrizaje de emergencia en Omsk, donde recibió tratamiento en un hospital local.

Los médicos rusos que lo trataron aseguraron no haber encontrado rastros de envenenamiento y atribuyeron el colapso a problemas de metabolismo.

Posteriormente, por solicitud de la familia y de sus colaboradores, Navalny fue traslado a Berlín, donde está siendo tratado en el hospital universitario de La Charité.

Ya los primeros exámenes realizados en ese centro médico mostraron indicios de envenenamiento por lo que se solicitó la cooperación de un laboratorio especializado del ejército alemán que confirmó la sospecha inicial.