En noviembre comienza el estacionamiento regulado en tres vías de La Orotava

El Ayuntamiento de La Orotava implantará, a partir del próximo 2 de noviembre, la zona de estacionamiento regulado (ZER), en tres vías céntricas del municipio como son la calle Calvario, el Puente Escultor Estévez y el lateral izquierdo de la avenida Emilio Luque.

Se trata de una propuesta planteada a la institución local por el propio sector comercial, y fue respaldada por el Consejo Municipal de Desarrollo Económico que celebró una sesión exclusiva para este tema, que fue de carácter abierto para contar con la participación de comerciantes y empresarios de la Villa. La iniciativa ha sido también respaldada por todos los grupos políticos que conforman la corporación municipal (CC, PSOE, Asamblea por La Orotava y PP)

El alcalde Francisco Linares subraya que “el objetivo de la ‘zona hora’, experiencia piloto en esta localidad, es fomentar la actividad comercial pues se facilita el aparcar cerca del comercio para realizar compras y gestiones, y se promueve la rotación de aparcamientos en las principales vías de la zona comercial”. Por tal motivo, espera que los ciudadanos en general entiendan y valoren este sistema que beneficiaría a todos al contribuir en dinamizar la economía local.

Los espacios afectados estarán marcados de color azul y contarán además con señalización vertical que advertirá de esta medida. No obstante, la zona de estacionamiento regulado será totalmente gratuita y no se tiene que sacar ticket. Solo se controla el tiempo de estacionamiento. En esta línea, el edil delegado de comercio, Felipe David Benítez, recalca que “esta medida no tiene ningún tipo de afán recaudatorio sino el de incentivar y ayudar al comercio local”.

El ciudadano no tendrá que señalizar nada en su vehículo ni colocar ningún dispositivo como cartel o reloj en el salpicadero del coche o darse de alta en una aplicación informática como se hace en otros lugares. La policía local pasará con el lector que escaneará todas las matrículas de los vehículos estacionados en estas calles. El sistema detecta de forma automática las coincidencias cuando pasa una hora. Es el propio conductor del vehículo el que tiene que autocontrolar el tiempo de permanencia en esta zona y tener en cuenta que transcurrido este tiempo tiene que quitar el coche del donde lo tiene aparcado. Según la ordenanza no se podrá aparcar en la misma vía antes de dos horas.