Resultado de imagen de cristina valido consejera

La Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda coordinará los servicios de atención social y empleo dentro de la estrategia en materia de trabajo 2017-2019, con la que se pretende dar un vuelco en el panorama laboral canario para insertar a los colectivos más vulnerables.

La titular del citado departamento, Cristina Valido, precisó en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de Canarias que la estrategia de empleo 2017-2019 plantea potenciar, entre otros, el Plan de Empleo Social para poner en marcha gabinetes sociolaborales que trabajarán en red con los trabajadores sociales de los municipios y las entidades del tercer sector.

Entre los objetivos del Servicio Canario de Empleo (SCE) para los próximos años el Gobierno se ha marcado como prioritario conectar los servicios de atención social con los de empleo de diversas administraciones con el objeto de dar una respuesta unificada a las personas con más dificultades para acceder al mercado laboral.

El punto de partida será el Plan Extraordinario de Empleo Social que crecerá en presupuesto respecto a años anteriores y se ampliará a cabildos y empresas.

Además, el SCE se plantea impulsar la Estrategia Canaria de Formación Ocupacional, Empleo y Emprendimiento 2018-2025, con los agentes sociales y económicos, la inscripción de los jóvenes en el Programa de Garantía Juvenil en el que hasta la fecha solo se han inscrito en las islas el 23 por ciento de los potenciales destinatarios.

También se impulsará la generación de empleo en sectores como nuevas tecnologías, atención a la dependencia y se redirigirá el empleo a la rehabilitación de viviendas en el sector de la construcción.

La propuesta del SCE es que programas como el Plan Extraordinario de Empleo Social sean la base para fortalecer la conexión entre los servicios de empleo y atención social, dijo la consejera, quien explicó se aumentará respecto a años anteriores la dotación económica y se ampliarán las subvenciones a las pequeñas y medianas empresas, incluidos autónomos, comunidades de bienes y sociedades mercantiles, entidades privadas sin ánimo de lucro y empresas de economía social.

Otro objetivo es fortalecer la coordinación entre los servicios de empleo y atención social de municipios con el objetivo de dar una respuesta unificada.

Este programa será el punto de partida para la puesta en marcha de los gabinetes sociolaborales de apoyo y que trabajará en red con los trabajadores sociales de los municipios y las entidades del tercer sector pues en muchos casos, añadió la consejera, es necesario prestar incluso atención psicológica.