Tribuna Fórum Canarias : El presidente de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, Joaquín Astor Landete, ha afirmado que hay "intereses urbanísticos" que justifican la construcción de la Ciudad de la Justicia en El Sobradillo.

En una rueda de prensa en la que los operadores jurídicos han constituido la 'Plataforma Pro Edificio Judicial en Cabo-Llanos', Astor Landete ha asegurado que las administraciones "confunden" el interés urbanístico con el de los ciudadanos.

El presidente de la Audiencia no ha querido hablar de "sospechas" ni de intereses privados, pero cree que hay una "colisión" entre el urbanismo y los intereses de los ciudadanos, y que ese es el argumento que se maneja desde el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento, sin obviar que es "más rentable" no destinar las parcelas de Cabo-Llanos a la Administración de Justicia. Astor Landete ha valorado el esfuerzo del consejero de Justicia, José Miguel Barragán, por afrontar "el muerto" que le han dejado sus predecesores, pero tras 12 años "sin hacer nada", ahora, "se ha equivocado de lugar".

En su opinión, tiene que haber una "centralidad" de los poderes, y por ello, ha criticado que se quiera "alejar" al judicial a una zona que la Consejería de Educación también ha rechazado.

Asimismo, ha dicho que no necesitan 22.000 metros cuadrados, ya que la Ciudad de la Justicia, que es "formidable", mide unos 12.000, cantidad que se puede aproximar con la sede actual  más de 3.000 y otra parcela pública en Cabo-Llanos que mide 7.400 metros cuadrados. "¿Para qué nos tenemos que ir a El Sobradillo?", ha señalado.

En su opinión, no hay "tantos obstáculos" en Cabo-Llanos como sostienen el Gobierno regional y el Ayuntamiento y tampoco hace falta un cambio de planeamiento, y ha defendido que en tres o cuatro meses se puede hacer una "permuta" de parcelas.

Además, ha comentado que el plan parcial de El Sobradillo está suspendido, y no se puede construir de manera inmediata.

Para Astor Landete, el Ejecutivo regional ha cometido un "error de cálculo" y hay un "clamor" de la comunidad judicial contra el proyecto, y ha subrayado que el proyecto en Cabo-Llanos es "más barato" porque habrá menos superficie construida.